Estados Unidos perdió 533 mil empleos en noviembre

La economía de Estados Unidos tuvo en noviembre una pérdida neta de 533,000 puestos de trabajo, y el índice de desempleo subió a 6,7%, según informó el Departamento de Trabajo.

Después de una pérdida de 320,000 puestos de trabajo en octubre, la mayoría de los analistas había calculado una disminución de unos 330,000 empleos en noviembre.

La pérdida de puestos de trabajo en noviembre es la mayor registrada en 34 años, y es sólo la cuarta vez en los últimos 58 años que ha habido una merma de más de medio millón de empleos en un mes.

El índice de desempleo en noviembre pasado fue el más alto desde octubre de 1993.

El panorama económico de Estados Unidos a fin de año indica que las pérdidas de puestos de trabajo seguirán aumentando como resultado del colapso del crédito, la reducción del gasto de los consumidores y las crisis que afectan a vastos sectores como la industria automotriz.

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, calificó la situación como “una crisis de proporciones históricas” y anunció planes para la protección o creación de 2,5 millones de puestos de trabajo en dos años.

Entre enero y noviembre, Estados Unidos ha perdido 1,91 millones de puestos de trabajo.

 

Estados Unidos debe más dinero de lo que puede imaginar

En un número reciente de la revista Parade apareció un informe muy interesante sobre “A quién le debe América”. A Japón le debe 585.9 billones de dólares; a China, 541 billones; al Reino Unido 307.4 billones; a Naciones de OPEC, 179.8 billones; a los bancos del Caribe, 147.7 billones.

Y la lista continua extendiéndose a muchos otros países, sumando a la cuenta otros 1,021 billones más. Se puede ver esta lista completa en www.Parade.com.

Nosotros, el público en general, no podemos siquiera imaginar esta cantidad de dinero. Nos emocionamos cuando un ganador de lotería obtiene un millón, y soñamos la maravillosa vida que tendría ese ganador. Ese millón se escribe así: 1,000,000. Señores, un billón se escribe 1,000,000,000 o bien como 1,000 millones. Deberían escribir y calcular el número como aparece en la deuda.

Los expertos financieros nos dicen que no utilicemos nuestras tarjetas de crédito a menos que las podamos pagar cada mes. Nuestro gobierno debería entonces guardar su tarjeta de crédito. Escuchamos sobre los problemas financieros tiene Michigan. ¿Sería concebible que el gobierno de Estados Unidos vendiera Michigan a Japón y China para pagar su deuda? Esto es especulación muy lejana, pero, ¿alguna vez pensamos de qué manera se va a pagar esta deuda?

¿Esta preocupado sobre el envío de dinero a los países petroleros? Pues esa es sólo una gota dentro de la cubeta con respecto a los que tenemos que enviar a estos países en forma de interés sobre la deuda. Nuestro gobierno federal debe dejar de usar su tarjeta Visa para costear sonrisas felices en Navidad.

Fran Mac Millan New Carlisle

 

Fracasó plan de rescate para automotrices

Un paquete de emergencia para rescatar a las industrias automotrices del país se derrumbó en el Senado después de que el Sindicato de Trabajadores Automotrices Unidos se negara a acceder a las exigencias de los republicanos para aplicar recortes salariales.

El líder de la mayoría demócrata en la cámara alta, Harry Reid, dijo que estaba “terriblemente decepcionado” por el rechazo al acuerdo bipartidista para rescatar a las compañías.

Posteriormente, el Senado rechazó el rescate en una votación nocturna de prueba, después de que el proyecto de ley no alcanzara el umbral de 60 votos necesarios para ser aprobado.

General Motors Corp. y Chrysler LLC han dicho que podrían estar a semanas del colapso. Ford Motors Co. afirmó que no necesitaba ayuda federal por ahora, pero su sobrevivencia no estaba del todo segura.

Reid habló poco después de que los republicanos salieran de una reunión a puerta cerrada, en la que se negaron a proporcionar ayuda federal a los fabricantes de automóviles a menos que su poderoso sindicato accediera a recortar salarios el año próximo para ponerlos al mismo nivel de los que pagan las automotrices japonesas.

El senador republicano George V. Voinovich, un firme partidario del rescate, dijo que el UAW (sigas en inglés del sindicato) estaba dispuesto a hacer los recortes, pero sólo hasta el año 2011.

GM manifestó en un comunicado que estaba “hondamente decepcionado” por el fracaso en el acuerdo bipartidista. “Evaluaremos todas nuestras opciones para seguirnos reestructurando y conseguir los medios para sortear la actual crisis económica”.

La Casa Blanca afirmó también que estudiaba sus opciones ante la ausencia de un acuerdo.

El acuerdo fracasó tras sesiones maratónicas de negociaciones en el Congreso entre legisladores, representantes del sector automotriz y del sindicato para acordar un plan de rescate en tiempos de crisis financiera y pérdida de empleos.

Las gestiones de ayuda al sector automotor cobraron urgencia la semana pasada cuando el gobierno reportó que la economía había perdido más de medio millón de empleos en noviembre, el peor retroceso mensual en tres décadas.

El senador Bob Corker, representante de los republicanos en las conversaciones, señaló que ambos bandos se acercaron mucho al consenso, pero el rechazo del sindicato a recortar salarios en algún momento dado del 2009 impidió llegar a un acuerdo.

El sorprendente fracaso del plan es similar a la derrota inicial del rescate de 700,000 millones de dólares propuesto por el gobierno para Wall Street, que inicialmente no fue aprobado por la Cámara de Representantes.

En esa ocasión, los mercados bursátiles sufrieron después de la negativa y los legisladores se vieron forzados a diseñar un nuevo plan para frenar la ya grave crisis financiera. El plan para mantener a flote a Wall Street fue finalmente aprobado y firmado por el presidente George W. Bush.

No está claro, sin embargo, cómo se podría resucitar este plan de rescate para la industria automotriz.

 

Se toman medidas enérgicas sobre inmigración

* El número de inmigrantes ilegales repatriados por la oficina de Detención y Operaciones de Remoción aumentó a 45%, de 5,057 a más de 7,500, en los 12 meses que terminaron el pasado 30 de septiembre.

* Más del 25% de los deportados tenían cargos criminales, además de estar en el país de manera ilegal.

* A nivel nacional el gobierno federal deportó a más de 349,000 inmigrantes ilegales, un aumento del 20% comparado con el período de doce meses anterior.

* El número de inmigrantes ilegales encarcelados y esperando deportación aumentó de 2,370 a 4,470 en la oficina de Detroit.

Fuentes: Inmigration and Customs Enforcement, U.S. Department of Homeland Security.

Cualquier ciudadano de cualquier país que no sea los Estados Unidos, quien intenta entrar al país de cualquier manera que no sea la indicada por los oficiales de inmigración, o bien intenta entrar o logra entrar a los Estados Unidos por medio de representación falsa o quien por voluntad propia esconde los hechos, ha cometido un crimen federal.

Las violaciones son castigadas con multas criminales y encarcelamiento hasta por seis meses. Las ofensas repetidas pueden causar hasta dos años en la cárcel, y se pueden aplicar multas civiles adicionales.

Los inmigrantes ilegales también son sujetos de deportación.

Fuente: Departamento de Justicia de Estados Unidos

Despidos bancarios

Bank of America Corp piensa recortar entre 30,000 y 35,000 empleos durante los próximos tres años, aunque el número puede aumentar, según lo indicó uno de sus analistas. Esta medida se extiende también a la compañía Merrill Lynch.

Otros grandes bancos, también beneficiados con la ayuda del gobierno, han empezado a recortar personal.

Citigroup, con sede en New York, espera reducir su fuerza laboral en 75,000 empleos; JPMorgan Chase & Co. dejará cesante a cerca de 7,000 empleados y WashingtonMutual Inc. despedirá a 9,200 personas.

Los despidos masivos han suscitado preguntas respecto a los salarios de los ejecutivos. Estas corporaciones aún no han anunciado si sus ejecutivos recibirán bonos navideños.

Las acciones de varias de estas compañías han disminuido en valor en estos últimos días.

 

GM anuncia cierres de plantas y licencias forzosas

DETROIT- El fabricante estadounidense de automotores General Motors anunció una serie de cierres temporarios de plantas y de supresión de equipos, que llevarán a licencias forzosas a 4,000 de sus empleados.

Las plantas de Orion, cerca de las ciudades septentrionales de Detroit y Lordstown, serán totalmente cerradas en enero, mientras que la de Fairfax (en el estado central de Kansas), cerrará durante tres de las cuatro semanas de enero.

Además, las plantas de Lordstown, Orion y Oshawa (Canadá) funcionarán con sólo dos equipos en lugar de tres.

Estas decisiones se enmarcan en una reducción de la producción de vehículos anunciada por GM recientemente. Esta medida lleva de 2,000 a 4,000 el número de trabajadores que quedan inactivos debido a la reducción de la producción.