DEPORTES

Por: Lucas Lobrando

LA FORMULA UNO SE ADAPTA A LA CRISIS DEL 2009

La prohibición de los test, las limitaciones de los motores y los drásticos recortes en materia aerodinámica forman parte de la lista de medidas acordadas entre la FIA y la asociación de equipos (FOTA), aprobadas por el Consejo Mundial. Desde el año que viene no habrá entrenamientos privados durante la temporada, excepto los del fin de semana de gran premio y siempre durante los horarios programados. En cuanto a los motores, a partir del 2009 se dobla la vida de éstos, es decir, que cada piloto podrá usar un máximo de ocho propulsores por temporada, a los que se añaden cuatro más para los entrenamientos (en total, 20 motores por equipo). Asimismo, el máximo de revoluciones por minuto de los motores se limita a las 18.000 vueltas, y no se podrá hacer modificaciones internas en ellos, salvo un ajuste de las trompetas y de los inyectores. Como se aprobó el 5 de noviembre, cada motor deberá durar tres carreras, en lugar de los actuales dos grandes premios, y el coste de los motores de los equipos independientes será aproximadamente de un cincuenta por ciento respecto al 2008. Se acordó unánimemente una lista de cambios en los motores de Renault para el 2009. El resto de propulsores permanecerá sin modificaciones. En materia de aerodinámica, a partir del 1 de enero del 2009 no se podrá utilizar túneles del viento que superen una escala del 60 por ciento y los 50 metros por segundo de velocidad. Las fábricas de los equipos deberán cerrar seis semanas al año, siempre de acuerdo con las leyes del país en el que están radicadas. Los equipos también deberán reducir su personal durante los fines de semana de gran premio, y deberán compartir información relativa a neumáticos y combustible, lo que hará innecesaria la figura del observador. La FIA espera que estas medidas sean suficientes para reducir notablemente los presupuestos de sus equipos el año próximo. “Se estima que estos cambios para el 2009 ahorren a cada equipo constructor un 30 por ciento aproximado de los presupuestos utilizados en el 2008, y aun más en el caso de los equipos independientes”, señala la FIA en un comunicado. .

 

¿SOLUCIÓN PARA EL DEPORTE DE PERÚ?

Finalmente la crisis del deporte en Perú parece que tendrá una solución netamente positiva. Es que el Instituto Peruano de Deportes (IPD) y la Federación Peruana de Fútbol (FPF) suscribieron un acuerdo conjunto para pedirle a la FIFA que levante la suspensión que pesa sobre ese deporte en el país, que lo excluye de las competiciones internacionales. El documento, cuyos detalles se desconocen, “será público cuando la máxima entidad con sede en Suiza de su respuesta, la que esperamos sea positiva”, señaló en un importante miembro de la FPF. La FIFA suspendió el 24 de noviembre pasado a Perú “de todo evento deportivo internacional, tanto de sus clubes como de sus selecciones nacionales, árbitros y oficiales”. El organismo rector del fútbol mundial anunció, en esa fecha, que la FPF quedó al margen de los torneos oficiales y determinó que analizará los días 19 y 20 de diciembre, en Tokio (Japón), si decreta una sanción definitiva, de persistir el conflicto en la nación sudamericana. La controversia se debe a que el Gobierno del presidente peruano, Alan García, no reconoce la legitimidad del titular de la FPF, Manuel Burga, con el argumento de que el dirigente fue sancionado por cinco años en 2006 por no haber adecuado los estatutos de la Federación a la Ley nacional del Deporte. A pesar de la sanción, el dirigente volvió a ser elegido en el cargo en octubre de 2007, lo que agravó el enfrentamiento con el estatal IPD.