Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Diciembre 1, 2009.

¿Qué impacto ambiental produce la industria de la moda?

fashionSegún Earth Pledge, una organización sin fines de lucro, actualmente se usan, a nivel mundial, unas 8,000 sustancias químicas sintéticas para convertir materias primas en productos textiles. En Estados Unidos, un cuarto de los pesticidas utilizados en el país se destinan al cultivo del algodón, materia prima de la industria textil; muchas instalaciones domésticas de producción textil son consideradas fuentes de desechos peligrosos, y las normas y reglamentos son poco respetados en los países en desarrollo, donde se produce la mayoría de los productos textiles, por lo cual se generan grandes cantidades de contaminantes que se depositan en los terrenos colindantes.

Luz Claudio, en la publicación Environmental Health Perspectives, define los productos que consumen los estadounidenses y europeos como “costura de desecho”, pues son de baja calidad y se venden a “precios que hacen su compra tentadora, y su disposición, una cosa rutinaria”. Sin embargo, la “moda rápida” deja fuerte huella ambiental.

Según Technical Textile Markets, la demanda de fibras artificiales como el poliéster (derivado del petróleo) casi se ha duplicado en los últimos 15 años. “La manufactura de poliéster y otros tejidos sintéticos involucra un proceso intensivo que usa grandes cantidades de energía y requiere mucho petróleo crudo”, informa Claudio. Además, los procesos emiten compuestos orgánicos y solventes volátiles, micropartículas, gases ácidos como cloruro de hidrógeno y otros subproductos en el aire y el agua.

En un intento de “ecologizar” la industria, Earth Pledge lanzó su iniciativa FutureFashion en 2005 para promover el uso de materiales y métodos de producción renovables, reutilizables y no contaminantes. Los diseñadores inclinados a la moda “verde” pueden escoger del catálogo de Earth Pledge 600 productos textiles producidos de manera sustentable.

Sin embargo, sólo un pequeño número de consumidores (según algunos analistas, menos del 1%) pagará más por una camisa “verde”. Pero si la industria misma puede mejorar su huella ecológica internamente y reducir los costos de materiales y procesos “verdes”, los beneficios llegarán eventualmente a los consumidores, ya sea que busquen una oferta o que quieran estar a la moda.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces