yearsininternet publicite
item2
Inicio

elpuenteeditesp

  • Edición impresa de Diciembre 7, 2010

 

Esta navidad es muy diferente. No solo estoy más al tanto de cuanta gente tiene necesidades, sino que también estoy más alerta a las muchas cosas que no necesito.

Los últimos dos años han sido muy difíciles para mucha gente que está sin trabajo, sin vivienda, enferma o lejos de la familia y amigos.

Una de las cosas que me llama la atención es como, por ejemplo, después de un incendio la gente dice: “Estamos todos vivos y eso es lo que cuenta, las cosas materiales van y vienen, pero la gente no se puede substituir”. Sin embargo en nuestra vida cotidiana perdemos ese enfoque y empiezan a pensar en todas las cosas que necesitan, o diremos, que desean?

Hace poco escuché acerca de personas que están tratando de vivir con no más de 100 artículos. Se ha dado cuenta cuántos tiene usted? De acuerdo a lo que me contaba esta persona, en su casa cada uno tiene un plato hondo, una cuchara, un vaso, y una toalla. Además tienen solo un par de zapatos para el invierno y unas sandalias para el verano. No obtuve más detalles, pero eso me llevó a pensar, cuántas cosas que rara vez uso se están amontonando en mi casa?

También recordé una conversación con un grupo de inmigrantes donde reflexionábamos en cuantas camisas y zapatos tenían antes de venir a EU, y cuantos tenían ahora.

¿Es comprar uno de los deportes nacionales? La razón de mi pregunta es que la gente generalmente no dice: Vamos a caminar. Por el contrario, dicen vamos a las tiendas y lo malo de esto es que no es solo a caminar sino a gastar comprando cosas innecesarias.

No se siente culpable por las cosas que posee al punto de regalar cosas para ‘calmar conciencia’? Esto es, después de un arrebato de compras decide donar algo a alguien y en esa forma sentir que está ‘compartiendo’ con otro?

Lo cual trae a la mente otro pensamiento que es la mentalidad de dar primero cubriendo sus propias bases, después se hace cargo de la familia, amigos y de la gente a la ‘que hay que darle algo’ y después de todos esos gastos, empieza a considerar ‘compartir’ o extenderse a aquellos en desventaja.

Debido a tantas reflexiones y también porque he aprendido que las cosas verdaderamente significativas no se compran, mi lista de deseos de navidad se ha acortado y me siento más ligera.

Quiero empezar mi lista de deseos de navidad con muchas cosas que no se pueden comprar: Quiero poder pasar tiempo con amigos y también llegar a conocer un par de personas para ampliar mis horizontes.

Como mis parientes cercanos están tan lejos, necesito prestar parientes de alguien en la localidad.

No necesito regalos, no deseo pasar tiempo en lugares llenos de gente, solo quiero gozar verdaderamente de conversar y pasar un buen tiempo en buena compañía.

Esto realmente simplifica mi lista para este año. ¿Y a usted cómo le está yendo con la suya?.

 


 

familiesfirstanimatedgif


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

 

guiacomm

danzapeligrosacol1a

mouse

letrasgraficoboton1

banner5a

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
botoneditesp
ervsweb1
smallseleccionado
smallad2
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces