Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Diciembre 7, 2010

Indígenas brasileros asediados por empresario ganadero

guaraniwoman
Una comunidad indígena de Brasil, que se encuentra en estado de sitio y cuya comunicación con el mundo exterior ha sido cortada de raíz por el mismo ganadero que se ha apoderado de sus tierras, sigue asediada pese al dictamen judicial favorable que obtuvo recientemente.

En 2009 la comunidad guaraní de Ypo’i regresó a sus tierras ancestrales, que les habían sido arrebatadas por el ganadero Firmino Escobar. A modo de respuesta, Escobar bloqueó la carretera que llega hasta la comunidad guaraní y pistoleros rodearon sus casas, cortando así su acceso al agua, a la comida y a la atención médica.

En noviembre, un tribunal sentenció que los guaraníes podían permanecer en una pequeña parte de sus tierras mientras las autoridades demarcan su territorio. Escobar, sin embargo, sigue bloqueando el acceso a los indígenas.

Un fiscal federal ha ordenado a Escobar que abra la carretera que lleva a la comunidad indígena, y le ha advertido de que tendrá que pagar una multa de 100,000 reales si no lo hace.

El portavoz guaraní Anastasio Peralta describió con estas palabras los sentimientos de la comunidad indígena sobre la victoria judicial: “Esta decisión es un enorme alivio espiritual para los guaraníes. Sin embargo, es sólo el primer paso; hay muchas batallas por librar”.

Un hombre guaraní de Ypo’i declaró: “Por un lado estamos felices porque podemos quedarnos en nuestra tierra. Por otro, estamos tristes y preocupados porque no tenemos comida suficiente”.

La orden judicial llega tras las intervenciones del Departamento de Asuntos Indígenas del Gobierno de Brasil, de Survival International, de la ONG brasileña CIMI y de otras organizaciones.

En un intento previo por recuperar sus tierras, dos hombres guaraníes de Ypo’i desaparecieron y se cree que han sido asesinados. El cadáver de uno de ellos fue hallado en un río de la zona con evidencias de haber sido duramente golpeado. Los guaraníes de Ypo’i habían decidido llevar a cabo las reocupaciones de tierra a causa del importante retraso del Gobierno en demarcar su territorio ancestral, algo que está obligado a hacer según un acuerdo firmado con los guaraníes en 2007.

El director de la organización Survival, Stephen Corry, declaró: “La orden del juez que permite a los indígenas vivir en esta parcela de su territorio es, sin lugar a dudas, un paso en la dirección adecuada. Para que los indígenas no vuelvan a sufrir este tipo de violencia y amenazas, toda la tierra de los guaraníes debe ser reconocida y protegida rápidamente”.

A principios de este año Survival envió un informe a Naciones Unidas que ponía de manifiesto la violencia, desnutrición y suicidios a los que se enfrentan los guaraníes como resultado de su carencia de tierras.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces