Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Diciembre 21, 2010

• México del Norte • En sus marcas, listos ...

“No nos gustas, no te queremos, no te entendemos: ve y vota por los republicanos”. Eso dice Rubén Navarrete para describir el discurso republicano que no puede conseguirle muchos votos a este partido que desde 2006 y la Sensenbrenner parece no dar una con los latinos. Pero una vez terminado un ciclo electoral, hay que prepararse para el que sigue, para 2012, y los republicanos ya están lanzados.

Para comenzar, en la mismísima Arizona ya se formó un grupo latino republicano, llamado “Somos Republican”, y su primera tarea fue nombrar a los buenos y los malos… de su propio partido. El nuevo “número uno” de los republicanos “buenos” resultó ser el gobernador de Texas, Rick Perry. Le dan el título de “gobernador más amistoso con los latinos”. No es que el sucesor de Bush en el estado sureño haya hecho nada muy bueno a favor de los inmigrantes, sino que más bien no ha sido demasiado malo, y últimamente declaró que una ley como la 1070 de Arizona “no sería la dirección correcta para Texas”. Eso, claro, no le quitó de defender la ley de Arizona y de echarle flores a Jan Brewer “por sus acciones”.

Pero hay otras acciones de Somos Republican para ganarse la confianza de los latinos. Por ejemplo, hace poco le dieron una repateada a la senadora Kay Bailey Hutchison por oponerse al DREAM Act. “Somos republicanos conservadores con valores militares y sociales”, le pusieron en una carta, “y nos molesta el hecho de que usted no reconozca que los hispanos de Texas apoyan mayoritariamente el DREAM Act”. Para que le quede clarito a Hutchinson, dice DeeDee Blasé, fundadora de Somos Republican: “le advertimos a los republicanos que no se aprovechen del voto hispano. Si Hutchison castiga a nuestros hijos, habrá consecuencias en el 2012”.

Pero para mí que la tal DeeDee Blasé está enfocando mal las baterías. Debía darse una vuelta por Washington, y hablar con un tal Steve King, el congresista republicano de Iowa. Entre las prioridades de King, según entrevista con los medios, están la revisión del dinero que Obama se ha gastado en “fortalecer la frontera”, y una ley que cancele los descuentos de los impuestos de los patrones que contraten trabajadores indocumentados. Según King, eso obligará a los patrones a despedir a sus trabajadores indocumentados y automáticamente se crearán “millones de trabajos para los americanos”.

Además, King quiere “buscar la construcción de una barrera física para parar a los que cruzan ilegalmente la frontera”. Parece que nadie le ha contado que ya hay una barda, que está a medias, que es carísima y que por eso no la completan, y que una barda no va a parar la inmigración.

Y su prioridad prioritaria más peor es que quiere que el IRS, el Servicio de Rentas Internas le pase su base de datos al Departamento de Seguridad Nacional para atrapar todavía más indocumentados.

En vez de alejar nomás latinos, King va a alejar a todos los votantes del Partido Republicano para el 2012. Si DeeDee sabe, debía decirle a King que la inmigración no va separada del sistema, sino que es parte de él y de la economía, y que todos los trabajadores son afectados por las medidas que se toman respecto a la inmigración.

Por ahí no va la cosa. Si quieren atraer latinos, mejor que le hagan como el mulato que hoy usa la Casa Blanca: echen un montón de promesas de que “ahora sí”, y “con nosotros sí se puede”. Es la única chance real que tendrían para el 2012.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces