Inicio

elpuentelocales

  • Edición impresa de Diciembre 20, 2011

Acusación de abuso sexual contra ex religioso de Mishawaka

FORT WAYNE- El padre de St. Joseph Catholic Church-Hessen Cassel de Fort Wayne ha sido eliminado de su puesto después de una acusación de abuso sexual por parte de una menor.

Los oficiales de la diócesis confirmaron que el Rev. Thomas C. Lombardi, de 62 años, ha sido relevado de sus labores en la parroquia de 150 años. Lombardi fue pastor asociado en St. Joseph Catholic Church en Mishawaka, de 1984 a 1986. Los parroquianos dijeron que se realizó un anuncio el pasado fin de semana durante la misa. Una copia de la carta proporcionada por la diócesis al The Journal Gazette decía que el abuso de una menor “tuvo lugar hace algunos años en otra parroquia”. No se nombró la parroquia donde ocurrió la acusación. Pero en la carta, el Rev. Kevin C. Rhoades, Obispo de la Diócesis de Fort Wayne-South Bend, escribió que el compromiso de la iglesia es “con la seguridad de nuestros niños y jóvenes” y por lo tanto requirió la remoción del religioso.

Se tomó la acción después de que la diócesis “rápida y profundamente” condujo una “investigación preliminar”. “De acuerdo a las normas de la iglesia y la política de la diócesis, he eliminado al padre Lombardi de ejercer su ministerio como pastor, en espera al proceso canónico que se requiere en estos casos”, escribió Rhoades. La organización Survivors Network of Those Abused by Priests (SNAP) criticó a la diócesis por no revelar información sobre cuándo y dónde ocurrió el supuesto abuso. En un comunicado, Barbara Dorris, directora de enlace de SNAP, le solicitó a Rhoades visitar todas las parroquias y urgir a otros a reportar lo que vieron. “El silencio es la mejor arma de los predadores, cuando la diócesis no se abre con todos los detalles, las víctimas que sufren en silencio podrían seguir sintiéndose solas y desamparadas”, dijo.

Antes de llegar a St. Joseph-Hessen Cassel, Lombardi prestó servicio en la parroquia St. Louis Besancon en New Haven de 1986 a 1997, según la historia en línea de la parroquia, y luego en St. Joseph Garrett a comienzos del 2000. Fue transferido como pastor asociado de St. Joseph Catholic Church en Mishawaka por el Obispo aquel entonces, William E. McManus, en 1984, después de ser director de Huntington Catholic High School alrededor de 1977.

Monseñor Robert C. Schulte, vicario general de la diócesis y rector de la Cathedral of the Immaculate Conception en Fort Wayne se encargó de contestar algunas preguntas. Dijo que Lombardi había sido asignado a otra residencia fuera de la parroquia, pero que no podía decir dónde. También dijo que la persona que reportó el supuesto abuso pidió que se mantuviera la confidencialidad, así que no podía dar más detalles. También afirmó que la acusación fue reportada ante la ley local, aunque no era requisito por parte de la política de la diócesis o la ley estatal, ya que la supuesta víctima ya no es una menor. Las consecuencias para el padre, según Schulte, van desde la reubicación, en caso de que las acusaciones se encuentren sin fundamento, a un ministerio limitado que no incluye trabajo de parroquia o misa pública, o bien la eliminación de su cargo por parte del papa.

“Aún estamos recopilando la información, pero si se determina que es cierto que un menor fue maltratado por un religioso, eso automáticamente se tiene que referir al Vaticano, por parte del Obispo con su recomendación sobre el procedimiento a tomar”, dijo Schulte.

Los parroquianos dijeron que estaban atónitos con el anuncio. “Nos causó una gran conmoción a todos”, dijo Tim Schall de Hoagland. “Era una persona muy buena, siempre estaba ahí para uno”. Judy Sorg, miembro también de la iglesia, también expresó su incredulidad. “Ninguno de nosotros lo cree. Amamos a nuestro padre. Esperamos que no sea real”. Sorg dijo que ha sido miembro de la parroquia por 52 años. Dijo que era una parroquia activa de unas 400 familias, con un preescolar y una escuela que va hasta octavo grado, con unos 130 alumnos. “El Padre Lombardi era muy bueno para reunir a la gente. Ha sido muy bueno en la enseñanza de las clases de Biblia y sobre la nueva misa y cosas así”, dijo ella. “Él nos comentó cuando llegó que estaba ahí para ayudar a la gente a llegar al cielo, y así nos sentimos hacia él”.

La carta del Obispo alienta a que cualquier parroquiano víctima de abuso sexual por parte de alguien al servicio de la iglesia, lo diga a los oficiales diocesanos, sin importar cuándo sucedió el agravio. Schulte dijo que los reportes se pueden hacer en su oficina, o con Mary Glowaski, coordinadora de asistencia a víctimas de la diócesis. Rhoades expresó mucha tristeza en su carta, y escribió que la iglesia continúa “comprometida con la curación y reconciliación de víctimas y sobrevivientes de abuso sexual”.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces