Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Diciembre 4, 2012

Piden que se restituya el “Penacho de Moctezuma”

penachomoctezumaCargado de mitos y leyendas, el “Penacho de Moctezuma”, un tocado de plumas de quetzal que habría sido usado por el emperador azteca Moctezuma II, continúa desatando pasiones tanto en Austria, donde volvió a ser expuesto en Viena tras una larga restauración, como en México.

Algunos afirman que el penacho imperial fue traído a Europa por el conquistador español Hernán Cortés a principios del siglo XVI, mientras que otros estiman que pertenecía a un importante sacerdote azteca.

México, que desea recuperar el objeto, y Viena, que estima que es muy frágil para transportarlo, disputan desde hace años por el penacho.

“No cuestionamos la propiedad o la posesión. Pero si fuimos capaces de trabajar juntos para restaurar o estudiar el penacho, deberíamos poder hallar una solución para enviarlo a México”, explicó Alfonso de María y Campos, director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México en una presentación en Viena de la exposición.

Para los expertos, el penacho es uno de los pocos ejemplares del arte de la pluma de las civilizaciones precolombinas. Se lo menciona por primera vez en una colección del archiduque Fernando II de Tirol en 1596. A pesar de su antigüedad (más de 500 años), el penacho conservó sus colores: verde, azul, rojo y marrón.

Unas 450 plumas verdes de quetzal fueron necesarias para constituir el objeto, de un metro y medio. Fue embellecido con piedras preciosas doradas y pequeñas plumas azul turquesa, rojas y pardas.

El objeto podría dañarse fácilmente si se lo expone a vibraciones como las que podría sufrir en un viaje, según un estudio de la Universidad Técnica de Viena.

Pero para los partidarios del préstamo del penacho, el estudio de la Universidad de Viena se basa en un viaje por avión, y deja la puerta abierta a otros medios.

El expresidente de México, Vicente Fox, pidió la devolución del penacho a su homólogo austriaco, Heinz Fischer, en su última visita a México en 2005 y los indígenas mexicanos hacen habitualmente este pedido para lo que consideran como “la corona sagrada de Moctezuma”.

México, sin embargo, nunca ha ido hasta pedir una restitución permanente, el director del INHA ha privilegiado hasta ahora la vía de un “préstamo durante largo tiempo”.

A su juicio, el penacho “pertenece a Moctezuma, no cabe duda”. Es también “muy probable” que fuera traído a Europa por Hernán Cortés.

Otros expertos son menos categóricos: “se trata de un mito, de una fábula”, estima así Gerard van Bussel, conservador del Museo de Etnología de Viena.

Durante los dos últimos años, un amplio equipo de historiadores, arqueólogos y ornitólogos de Austria y México han estudiado el penacho y lo han restaurado para que recobre su belleza original.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces