Inicio

elpuentenacionales

 

  • Edición impresa de Diciembre 4, 2012

Organizaciones demandan a Arizona por negar licencias de conducir a “dreamers”

Organizaciones que abogan por los derechos de los inmigrantes interpusieron una demanda para tratar de revertir una orden de la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, que le niega licencias de conducir a los jóvenes inmigrantes que hayan obtenido permisos de trabajo y evitado su deportación gracias a una nueva política del gobierno del presidente Barack Obama.

La demanda alega que la orden de Arizona de hecho clasifica a los llamados “dreamers” como inmigrantes sin permiso de residir en Estados Unidos. Las organizaciones le pidieron a un juez federal que declare inconstitucional esa orden, porque la ley federal tiene primacía y porque niega las licencias sin una justificación válida.

En junio, el gobierno de Obama ordenó medidas administrativas para evitar que hasta 800,000 inmigrantes irregulares sean deportados. También se les permitió solicitar permiso de trabajo de dos años, renovable.

Los beneficiarios debieron haber sido traídos a Estados Unidos antes de haber cumplido los 16 años, ser menores de 30 años, haber estado en el país durante cinco años consecutivos por lo menos, haber terminado sus estudios en una escuela secundaria o haber certificado tales estudios con un programa GED o haber servido en las fuerzas armadas.

Brewer ha alegado que su orden del 15 de agosto sobre los permisos de conducir era necesaria para asegurarse que las dependencias de Arizona se adhieran al espíritu de las leyes estatales que les niegan prestaciones públicas a los inmigrantes que residen ilegalmente en el país.

El nuevo caso fue entablado a nombre de cinco inmigrantes jóvenes de Arizona que fueron traídos a Estados Unidos desde México cuando eran niños y a quienes se les concedió protección temporal de deportación. A ellos, sin embargo, se les negaron las licencias de conducir. También se quejaron de que la orden de Brewer les ha causado dificultades significativas.

La demanda dice que la orden de Brewer significa que los permisos federales de trabajo otorgados a los beneficiarios del programa no son aceptados como prueba de su presencia legal en Estados Unidos al tramitar una licencia de conducir.

Los cinco jóvenes inmigrantes no solicitan una indemnización monetaria, sino que le piden al juez que prohíba al gobierno de Arizona negar licencias de conducir a inmigrantes que obtuvieron el estatus de deportación diferida por el gobierno federal. La querella busca ganar estatus de demanda colectiva, lo que permitiría que todos los demás inmigrantes jóvenes de Arizona, a quienes se les concedió la protección temporal de deportación, se unan a la demanda.

Alrededor de 11,000 personas que residen en Arizona han solicitado protección de deportación temporal bajo la nueva política de Obama.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces