Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Diciembre 18, 2012

Estados Unidos condena a un general colombiano por nexos con paramilitares

Trece años de prisión deberá pagar el general retirado de la policía colombiana, Mauricio Santoyo, después de admitir que ayudó a paramilitares. Así lo determinó un juez de la Corte del Distrito Este de Virginia, que además, ordenó el pago de una multa de 125,000 dólares.

La Corte de Virginia acusó a Santoyo de haber suministrado “apoyo y recursos materiales” a las desaparecidas Autodefensas Unidas de Colombia (un grupo de extrema derecha que dejó más de 250 mil víctimas) entre el 31 de octubre de 2001 y el 28 de noviembre de 2008, época que coincide con su paso por la casa presidencial cuando Álvaro Uribe Vélez era el jefe de Estado. Santoyo fue jefe de seguridad de Uribe y era considerado uno de sus hombres de confianza, por lo que manejaba información privilegiada.

La historia que convirtió al general Santoyo en un villano –luego de ser considerado un policía ejemplar por el rescate de más de 150 secuestrados a finales de los 90–, explotó a finales de junio pasado, cuando Estados Unidos solicitó a las autoridades colombianas que arrestaran al oficial para que respondiera por cargos de narcotráfico.

El 3 de julio, Santoyo, que se retiró de la Policía en 2009 luego de 30 años de servicio, se entregó en Colombia y la DEA lo llevó a presentarse ante la justicia norteamericana, que contaba con testimonios de tres exjefes paramilitares extraditados. Según estas confesiones, el oficial les alertaba sobre operativos policiales y les ayudaba con información confidencial que sirvió para la “comisión de actos terroristas y narcotráfico”.

El general retirado pensó en declararse inocente y enfrentar el juicio en Estados Unidos, pero grabaciones comprometedoras de Carlos Mario Aguilar, conocido como Rogelio y jefe de la Oficina de Envigado, sumadas a testimonios de oficiales retirados que fueron claves en los nexos de Santoyo con estos criminales, lo llevaron a confesar haber colaborado con los paramilitares. En su confesión, Santoyo afirma que siendo jefe de seguridad de Uribe hacía chuzadas (pinchazos telefónicos) ilegales para ayudar a las Autodefensas. También les informaba sobre las interceptaciones que les hacían las autoridades.

Ahora, Santoyo tendrá que suministrar información sobre las actividades criminales de su círculo más cercano y entregar los bienes que se compraron con el dinero de los sobornos, según un acuerdo que firmó con las autoridades de Estados Unidos.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces