Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Diciembre 17, 2013

Saludo con Castro podría dar dolores de cabeza a Obama

El apretón de manos entre los presidentes Barack Obama y el cubano Raúl Castro podría dar dolores de cabeza al primero en la política interna, aun cuando se desconoce la razón real detrás de este gesto, consideró la prensa estadounidense.

Para algunos medios, el saludo que se produjo en los funerales de Nelson Mandela, en Sudáfrica, se convirtió en una innecesaria distracción durante la breve visita del mandatario, sumada a la que se generó cuando Obama se tomó una foto con la primer ministra danesa y su par inglés.

“Un saludo como el que Obama ofreció a Castro tiene el potencial de convertirse en un problema político para el Presidente, como sucedió cuando saludó en 2009 a Hugo Chávez, el presidente socialista de Venezuela y que fue criticado por los republicanos”, recordó The New York Times.

El rotativo planteó que, más allá de la imagen, «la pregunta es si Obama trató de señalar un cambio de actitud saludando de mano a Castro», al recordar el saludo de Obama con el presidente iraní Hassan Rouhani, meses antes del acuerdo inicial entre Estados Unidos e Irán sobre el programa nuclear de este último.

Por su parte, el diario USAToday opinó que las reacciones generadas por el saludo con Castro fueron tales que «llevaron a muchos a pensar si se avecina un cambio» en las relaciones entre los dos otrora rivales de la Guerra Fría.

Asimismo, el medio hizo notar que el gesto «generó un torrente de ira» entre algunos segmentos de la comunidad cubano-estadounidense que se oponen a que Estados Unidos levante el embargo comercial que ha mantenido sobre Cuba durante más de medio siglo.

Para The Washington Post, por su parte, el saludo «resultó una distracción» innecesaria detrás del propósito del viaje.

«Mucha de la atención de la prensa se enfocó en los dos momentos fuera de guión, magnificados de manera correcta o errónea por las interpretaciones dadas por los observadores políticos», indicó el matutino capitalino.

La otra distracción fue la autofotografía –“selfie” según el argot de las redes sociales - que Obama se tomó con la Primera Ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt, y el Primer Ministro de Gran Bretaña, David Cameron.

De acuerdo con el Post, eso dio pie a un debate en las redes sociales «sobre la propiedad de un presidente de Estados Unidos para comportarse durante un funeral como un jovencito aburrido durante una asamblea escolar».

En ese sentido, para el conservador The Washington Times esta actitud «podría dar a los críticos del Presidente fresca munición para atacarlo».

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces