Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Diciembre 2, 2014

Veintiún países y la Unión Europea han instituido políticas que obligan a que los alimentos creados usando ingeniería genética (GE) se etiqueten de esa manera, para que los consumidores puedan saber lo que están poniendo en sus bocas.

Los partidarios de la ingeniería genética, donde se usa ADN de especies no relacionadas y se combina para producir organismos mejorados o novedosos, insisten que los beneficios de un mejor rendimiento de las cosechas y menor desperdicio de agricultura sobrepasan los riesgos potenciales. Pero muchos partidarios medioambientalistas y de salud pública no están convencidos.

Según el Union of Concerned Scientists (UCS), un riesgo que posan los GE es que nuestras nuevas cosechas podrían convertirse en invasivas, tóxicas para la vida salvaje, o peligrosas de otras maneras que aún no se conocen. “Pero el impacto más dañino de los GE sobre la agricultura hasta ahora es el fenómeno de resistencia a los pesticidas”, reporta la UCS, agregando que millones de acres de tierra cosechable en Estados Unidos están infestadas de hierbas que se han vuelto resistentes al herbicida popular de Monsanto a base de glufosfato, conocido por la mayoría como Roundup. “El uso excesivo el Roundup Ready, ingeniado para tolerar el herbicida, ha promovido el desarrollo acelerado de resistencia en varias especies de hierbas”, indica.

gefoods

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces