Inicio

elpuentenewspaper

 

  • Edición impresa de Diciembre 2, 2014

México del Norte • Uno de cada tres

Cuando se despejó el humo del flamazo por la orden ejecutiva de Barack Obama en inmigración, resulto que todo era llamarada de petate. La orden cubre, esencialmente, a los padres de niños y niñas nacidos en Estados Unidos, y a los jóvenes Dreamers mayores de 30 años.

Los líderes del Partido Demócrata felicitaron al Presidente, los republicanos hicieron cara de fuchi y las agencias multimillonarias que viven del cuento de la inmigración clamaron victoria. Me recordaron a Pirro, aquél rey de Epiro, que al final de una batalla victoriosa donde murieron la mayoría de sus soldados, dijo: “Otra victoria como ésta y regresaré solo a casa”.

Así están los números con la orden ejecutiva de Obama. Primero se alardeó que “5 millones de inmigrantes saldrían beneficiados”. Después, al leer la letra chiquita, la cifra bajó a solamente 3.9.

El requisito básico para pedir un permiso de estadía temporal, de hasta tres años, es tener más de cinco años seguidos en el país e hijos ciudadanos y ningún antecedente penal. Si alguien salió en los últimos 5 años y lo pescaron y quedó el archivo, aunque haya entrado otra vez, queda descalificado. Si entraron con visa de turista aunque luego hayan quedado indocumentados, están descalificados. Los que se pasaron de copas y los pescaron manejando, quedan descalificados. Los trabajadores de la agricultura están descalificados nomás porque sí.

En definitiva, 3,5 millones son padres de ciudadanos o residentes legales, y 330 mil son jóvenes Dreamers mayores de 30 años. Unos cuantos más son trabajadores de habilidades sobresalientes, físicos nucleares o mariachis. Uno de cada tres indocumentados, y ya. Nadie más.

Cero más cero = Cero

Pero los requisitos eliminarán a otro montón, tal como sucedió con el DACA, que benefició a la tercer parte de todos los Dreamers.

Será caro, para empezar, y el dinero extra no abunda en nuestras comunidades. El pretexto número uno de los inmigrantes legales que no se han hecho ciudadanos es simplemente la plata. Muchos jóvenes Dreamers nunca pudieron conseguir dinero para pagar los trámites.

Los antecedentes penales detendrán a muchos. En un sistema donde ser joven es un delito, no ser blanco es delito agravado y ser pobre es delito capital, hay cientos de miles de inocentes con archivos “criminales”.

Y luego vendrá el miedo, y bien justificado.

Los permisos se podrán empezar a tramitar, tal vez, por abril o mayo. Póngale un mes de proceso, mínimo, y posiblemente tres o cuatro o seis, y ya estamos en octubre o noviembre. Un año después, en noviembre de 2016, los demócratas podrían perder la Casa Blanca y podría entrar un republicano. Y el nuevo presidente tendría la lista, con nombre, domicilio, familiares, lugar de trabajo y color favorito de millones de deportables. Los famosos “tres años” podrían ser solamente uno y medio.

En resumen, la orden ejecutiva nos va a dejar en ceros. En ceros, porque dos millones y medio menos dos millones y medio dan cero.

La administración de Obama deportó a dos millones y medio de inmigrantes indocumentados hasta la fecha. La orden ejecutiva no para las deportaciones de quienes no cumplan con los requisitos, así que seguirá deportando gente. Habrá la misma cantidad de deportados que de permisos temporales.

Para variar, la medida tiene fines políticos. Los demócratas piensan que la jugada de Obama va a forzar a millones de personas a votar por ellos en el 2016 para no correr el riesgo de que un republicano entre al poder y deporte a los que se registren.

Tienen razón. Como medida política no está mal planeada. Como “victoria”, es pírrica. Nos deja apenitas empatados.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces