Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Diciembre 16, 2014

Informe revela que en Latinoamérica no hubo una sola prisión clandestina de la CIA

Pese a que el Gobierno estadounidense reconoció algunas acciones de tortura de la Agencia Central de Inteligencia (CIA por sus siglas en inglés) en los interrogatorios relacionados con terrorismo, no hay ni un imputado de ese organismo por los tratos inhumanos. El Senado de EE.UU. presentó recientemente un informe que revela con pruebas al menos 39 casos de tortura por parte de la CIA.

Luego de los ataques contra el World Trade Center, Bush fue el impulsor del programa de Técnicas de Interrogatorio Reforzadas (EIT, Enhanced Interrogation Techniques por su sigla en inglés), que incluye métodos de tortura, al que también calificó de humano y legal.

De los 119 casos de presos que se estudiaron para la elaboración del informe -interrogados con técnicas reforzadas-, 39 fueron víctimas de métodos de tortura.

La operación también es conocida internacionalmente como Rendición, detención e interrogatorio y  detuvo a más de 100 sospechosos de terrorismo fuera de los EE.UU., pero debido al hermetismo de la CIA para las operaciones relacionadas con terrorismo no se precisa cuántos detenidos fueron sometidos al programa de interrogatorios posterior al 11S.

No obstante, para 2013 la organización Iniciativa de la Sociedad para una Justicia Abierta (OSJI por su sigla en inglés) contó 136 detenidos sospechosos de terrorismo que fueron sometidos a las Técnicas de Interrogatorio Reforzadas.

El informe reveló que a algunos de los sospechosos se les impedía dormir por ocho días con el objetivo de causarles alucinaciones. Otros fueron golpeados contra paredes y sometidos a alimentación rectal.

Como parte de la presión psicológica, agentes de la CIA amenazaron a al menos tres detenidos con arremeter contra sus familias y con abusar sexualmente de la madre de otro de ellos.

Asimismo, el informe reveló que una alarmante cantidad de 54 países participaron de diversas maneras en el sistema de torturas aplicado por la CIA de Estados Unidos. Ninguna región se escapa de esta realidad: Europa, Medio Oriente, África, Asia y Norteamérica colaboraron con las cárceles clandestinas. Todas, excepto América Latina.

Es que los países latinoamericanos no sucumbieron a la práctica inmoral de ocultar centros de detenciones para que Estados Unidos encierre y torture ilegalmente a supuestos terroristas. Sólo en Cuba existe la polémica prisión de Guantánamo, cuya localidad fue tomada a la fuerza por el gobierno norteamericano desde 1903. Las prácticas dentro de esa cárcel son rechazadas por el pueblo cubano y la comunidad internacional.

De esta forma, pese a que los países latinoamericanos fueron considerados el patio trasero de Estados Unidos, estos no se doblegaron ante las prácticas ilegales e inmorales de los gobiernos estadounidenses. Ni siquiera Colombia, que ha sido un aliado cercano a Estados Unidos en las últimas dos décadas, posee prisiones clandestinas de la CIA.

Es cierto que en Cuba se encuentra establecida la prisión de la Bahía de Guantánamo, pero ésta fue tomada de forma ilegal por Estados Unidos desde 1903. El gobierno de Cuba considera el enclave ilegal y desde 1960 se niega a recibir el simbólico pago anual de cinco mil dólares.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces