Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Diciembre 15, 2015

Macri asumió la presidencia de la Argentina tras 12 años de gobierno de centroizquierda

Mauricio Macri asumió el jueves la presidencia de Argentina con una convocatoria a un amplio diálogo político que considera necesario para cumplir con sus promesas de reactivar una economía estancada.

Tras 12 años de gestión de la centroizquierda peronista, el representante de la derecha neoliberal -que ganó por un estrecho margen el balotaje de noviembre- propuso realizar ajustes en la tercera economía de América Latina, pero con cuidado de no afectar los logros sociales alcanzados en la última década.

Su tarea, además, enfrentará otros escollos: un Congreso dividido y una oposición que, con la saliente Cristina Fernández de Kirchner entre sus líderes, ya le hizo saber a Macri que no permitirá que la apertura de las importaciones y los arreglos con el FMI arruinen la industria nacional.

“Queremos el aporte de todos, de la gente que se siente de derecha o de izquierda, de los peronistas y antiperonistas. Es un desafío excitante tras años de prepotencia inútil”, dijo Macri en su discurso de asunción ante el Congreso, donde no estuvieron Fernández ni los diputados de la coalición de la exmandataria, Frente para la Victoria.

El presidente, que cuenta con el respaldo de los mercados y las grandes corporaciones no dio aún detalles sobre cómo impulsará una economía afectada por la inflación y el déficit fiscal.

Una multitud con banderas y globos de colores celestes y blancos saludó a Macri a la salida del Congreso y a lo largo de la Avenida de Mayo, en el centro de Buenos Aires, por donde llegó a la Casa Rosada para recibir la banda y el bastón presidenciales de manos del presidente del Senado, Federico Pinedo, miembro de su alianza Cambiemos.

Macri, de 56 años, salió al balcón de la Casa de Gobierno -el mismo en el que Eva y Juan Domingo Perón daban sus discursos- para hablar ante miles de argentinos que, en la Plaza de Mayo, cantaban «¡Sí, se puede!». Y luego bailó ante la multitud, como solía hacerlo durante la campaña electoral.

Tras recibir el saludo de los mandatarios de la región, Macri tomó juramento a sus ministros, que en su mayoría llegan de la actividad privada.

El día anterior, esa misma plaza fue colmada por partidarios de la presidenta saliente, Cristina Fernández, que goza de alta popularidad gracias al bajo desempleo, su política para combatir la pobreza y la ampliación de los derechos civiles con el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género.

MEDIDAS

Como parte de la mayor apertura prevista, economistas de Macri ya iniciaron contactos con los fondos buitre que con una demanda judicial en Estados Unidos mantienen a Argentina alejada de los mercados internacionales de crédito.

De acuerdo con el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, la resolución de ese conflicto y reformas de libre mercado atraerían los capitales que el país necesita para volver a crecer.

Macri, hijo de un rico empresario, prometió una rebaja en el impuesto a la exportación de productos agrícolas y liberar el mercado de cambios de las actuales restricciones.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces