Inicio

elpuentelocales

  • Edición impresa de Diciembre 19, 2017.

La danza de Matlachines atraviesa fronteras y conquista corazones

El grupo “Danza Guadalupana” de Goshen-Elkhart se presentó con su danza de Matlachines el pasado 11 de diciembre en la iglesia católica de San Juan Evangelista. El día anterior danzaron en Bremen y al siguiente día iban para Elkhart. Ellos se preparan desde septiembre, entrenando una vez por semana, para su ofrenda de danza a la Virgen de Guadalupe. El grupo está liderado por Refugio “Kuko” Esparza, quien se hizo cargo hace 14 años, con el apoyo de su esposa. Actualmente son 22 integrantes, aunque esta cifra varía continuamente, ya que cada año se agregan más, especialmente los hijos de los danzantes, contagiados por el amor a la danza.

La danza de los “Matlachines” se lleva a cabo en todo México con sus distintas variaciones en cada estado, fue establecida por los españoles al invadir e imponer el cristianismo, pero tiene raíces pre-hispánicas. Eso se nota en los atuendos, bordados a mano de lentejuela y carrizo. Se portan sonajas y arcos, y en la cabeza se llevan tocados de coloridas plumas. Anteriormente el tipo de pluma del tocado era según el rango del danzante, así como los diseños del vestuario, pero hoy en día se desconoce mucho al respecto.

Kuko se encarga de tocar el tambor, son tonadas que aprendió de su abuelo, en Aguascalientes, México desde que tenía solo cinco años. La danza consta de pasos rítmicos al son de un solo tambor, que intercalan brincos, giros y cuclillas. A su vez la manos nunca están quietas, ya sea agitando sonajas o haciendo un peculiar sonido con el arco y flecha de madera que porta cada danzante. Entre las danzas más populares se encuentra la del alacrán, el Son de Simona, la media vuelta y el borracho, pero existen más que se van pasando de generación en generación.

Cuando la danza de los Matlachines inició en Goshen, hace alrededor de veinte años, eran solo hombres, pero esto ha cambiado con los tiempos. “Las mujeres que comenzaron lo hicieron porque debían una manda a la virgen de Guadalupe. Es cuando le hacen una promesa, le piden un favor, la virgen se los concede y danzan para agradecer”, dijo Griselda Salazar , esposa de Kuko, danzante y coordinadora también del grupo. Ella comentó que aunque en México la tradición es danzar afuera, como parte de una peregrinación, aquí en EE.UU se adaptan al espacio y clima del lugar. Su festividad principal es la de la virgen de Guadalupe, pero también acuden a la festividad en honor a San Judas Tadeo y a otros lugares donde los invitan.

matlachines1

La agrupación Danza Guadalupana expresa su fe a través de la interpretación del enérgico baile de Los Matlachines, que llevan a cabo cada año alrededor del 12 de diciembre en varias iglesias del área.

matlachines2

“Se hacen dos filas y se representa la lucha del bien contra el mal, por eso tenemos los arcos”, dijo José Calderón, integrante del grupo desde hace 3 años.

 

 

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces