Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Septiembre 18, 2018.

Mapas y cortos resaltan el tema delicado de mujeres nativo-americanas desaparecidas y asesinadas

Las tasas de homicidio para mujeres nativo-americanas en algunas comunidades son 10 veces mayores que las del promedio nacional. Sin embargo, dos proyectos están revelando la otra mitad de la historia, echando un vistazo más profundo sobre las vidas de estas mujeres desaparecidas y asesinadas en el norte de América.

Annita Lucchesi, estudiante de doctorado en la Universidad de Lethbridge en Alberta, inició la base de datos de mujeres indígenas asesinadas y desaparecidas cuando encontró que no existían cifras precisas al respecto.

No obstante, el proyecto no es sólo una colección de estadísticas. También existe un componente de taller donde las personas afectadas por este asunto tienen la oportunidad de crear mapas contando su historia.

“Para los indígenas, nuestras historias están atadas intrínsecamente a la tierra, así que es natural contar nuestras historias utilizando mapas”, comentó Lucchesi.

Hasta abril había 2,500 casos en la base de datos. Según su joven creadora, se trata de una de las colecciones más integras, retrocediendo hasta 1900 tanto en los Estados Unidos como en Canadá. La base de datos ha sido utilizada por una variedad de personas, incluyendo a los generadores de políticas públicas, oficiales de policía y oficinas de coroneles.

Por otra parte, los hermanos Ivan e Ivy MacDonald dirigieron un documental corto llamado “When They Were Here” sobre las mujeres indígenas desaparecidas y asesinadas. El film se enfoca en la prima de los MacDonald, quien fue secuestrada y asesinada en la reservación indígena Blackfeet en los 1980s, cuando tenía siete años.

Ivan MacDonald asegura que las estadísticas típicamente legitiman esta crisis para las personas no nativas y para los creadores de política, pero se trata de algo con lo que viven a diario él y otros nativo-americanos.

Según la cineasta, en las presentaciones de su película, cada persona nativo-americana les comentó en la audiencia sobre alguien que conocían que había desaparecido o sido asesinada. Ella vive con este miedo personal, preguntándose si no será la siguiente.

“Al ser una mujer nativa joven es mi realidad, es mi día a día. No puedo no pensar en ello porque yo también podría desaparecer o ser asesinada”, confiesa su temor.

Al respecto, se ha propuesto una legislación en todo el país para atender este asunto. La senadora de Dakota del Norte, Heidi Heitkamp, introdujo el Savanna’s Act el año pasado, cuyo objeto es hacer las bases de datos de crímenes nacionales más accesibles a las tribus y requeriría que el Departamento de Justicia de EE.UU. creara un protocolo estandarizado para investigar estos casos.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces