Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Mayo 1, 2018.

Sí, todos los inmigrantes, incluso los indocumentados, pagan billones en impuestos cada año

Los inmigrantes, tanto documentados como indocumentados, contribuyen con billones de dólares en impuestos a los Estados Unidos cada año.

Los extranjeros autorizados a trabajar en los Estados Unidos declaran los mismos impuestos que cualquier nativo de ese país, incluyendo impuestos locales, estatales y federales.

Aquellos no autorizados para trabajar también pagan impuestos, a menudo utilizando el Número de Identificación Individual de Impuestos (ITIN, por sus siglas en Inglés) y por lo tanto están pagándole al Gobierno de EE.UU. por beneficios que ni siquiera pueden usar.

Estas contribuciones tributarias se suman. Los hogares encabezados por inmigrantes en todo el país, pagaron de manera colectiva $223.6 billones en impuestos federales y $104.6 billones en impuestos combinados a nivel local y estatal en el 2014, el año más reciente para el cual hay información del Censo disponible.

Los inmigrantes indocumentados también contribuyeron más que su justa parte en impuestos. En el 2014, pagaron alrededor de $11.7 billones entre impuestos estatales y locales. Notablemente, esa contribución aumentaría a un estimado de $13.9 billones si pudieran recibir un estatus legal.

A pesar de no ser elegibles, los trabajadores indocumentados pagan dinero de impuestos para programas de beneficios que los estadounidenses utilizan todos los días, como el Seguro Social y Medicare.

Históricamente, se usaban estas declaraciones de impuestos como una muestra física ante el Gobierno tanto del tiempo que han vivido en los Estados Unidos y pagado impuestos, un requisito para algún día recibir un estatus legal. Aún está por verse si esto cambiará bajo la administración anti inmigrante de Trump.

Los inmigrantes hacen este tipo de contribuciones en todo el país, no sólo en los estados con poblaciones más grandes de inmigrantes.

Por ejemplo, sólo el seis por ciento de los residentes de Oklahoma son nacidos en el extranjero, sin embargo los hogares encabezados por inmigrantes en el estado contribuyeron $714.7 millones en impuestos federales y $346.1 millones en impuestos estatales y locales en 2014.

La población indocumentada de Oklahoma pagó alrededor de $84.8 millones en impuestos estatales y locales durante ese mismo año, de igual manera su contribución aumentaría a los $104.6 millones si obtuvieran documentos. Los antiguos acreedores de Acción Diferida para Llegadas en la Infancia (DACA)también pagaron $17.4 millones en impuestos estatales y locales en el 2016.

Lo mismo se puede decir de la población en Alabama. Aunque sólo alrededor del tres por ciento de la población total de Alabama nació en el extranjero, los hogares encabezados por inmigrantes pagaron $719.7 millones en impuestos federales y $252.6 millones en impuestos locales y estatales en 2014.

Los trabajadores indocumentados en Alabama pagaron alrededor de $62.3 millones en impuestos locales y estatales aunque esa cifra aumentaría a los $80 millones con un estatus legal. La población DACA del estado también pagó $13.2 millones en impuestos estatales y locales en el 2016.

Las cifras son claras, los inmigrantes pagan impuestos. Los pagan sin importar su estatus o posibilidad de disfrutar de los mismos beneficios que los contribuyentes estadounidenses a menudo toman a la ligera.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces