Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Septiembre 6, 2018.

Nuevo estudio demuestra que los excesos con el licor continúan después de la graduación

Desde el juego de “beer pong” y “cuartetos”, los excesos de licor son una norma social en muchos campus universitarios. Sin embargo, los investigadores dicen que se trata de un comportamiento de riesgo que no siempre termina después de la graduación.

El estudio de Indiana University-Purdue University Indianapolis (IUPUI) examinó datos de 10 condados de Indiana identificados como de alto riesgo para el alcoholismo en menores de edad o de abuso de medicamentos con prescripción.

La investigadora Marion Green apunta que cuando se trata de jóvenes de 18 a 25 años, los excesos de licor aumentaron después de que cumplieron los 21, en lugar de bajar como se creía antes.

“Cuanto a más corta edad una persona se involucre en los excesos de licor o abuso de sustancias es mayor el tiempo de uso y el desarrollo de las consecuencias”, explicó. “Eso puede incluir un mayor riesgo de desarrollar una adicción así como un aumento en la morbilidad y mortalidad”.

Para un hombre, se considera exceso de alcohol cinco bebidas alcohólicas dentro de un corto tiempo. Para las mujeres la cifra es de 4.

El alcoholismo se asocia a muchos problemas sociales y de salud, incluyendo violencia, lesiones no intencionales, enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados.

El estudio también encontró que los estudiantes universitarios de 18 a 21 años son más propensos a los excesos de licor que aquellos que no están inscritos en una universidad. Sin embargo, casarse y tener hijos reduce el riesgo de excesos alcohólicos.

De acuerdo con Green, “parece que los adultos jóvenes están tardando más en llegar a la madurez y cambiar sus comportamientos”. “Tal vez tenga que ver con un cambio en las normas sociales de base, conforme más jóvenes van a la universidad y retrasan la edad en la que se casan y tienen familias. Y quizás quieren sentirse económicamente estables antes de iniciar una familia”, aventura distintas hipótesis.

Green espera que esos hallazgos puedan ser utilizados para enfocar mejor los esfuerzos de prevención para los universitarios.

“Debemos ayudar a nuestros jóvenes a lidiar mejor con los estresores, porque hemos visto que los estresores pueden ser un factor de riesgo para practicar los excesos de licor. También debemos enseñarles habilidades para la vida, habilidades para lidiar, como decir ‘no’ cuando se trata de compañeros que pueden estar tomando o utilizando otras substancias”, concluye.

 

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces