La EPA anuncia nuevas normas para aumentar la supervisión y regulación de los residuos tóxicos de cenizas de carbón en Indiana

Las nuevas normas federales de la Agencia de Protección del Medio Ambiente aumentarán la regulación de la forma en que las empresas de servicios públicos deben gestionar los residuos tóxicos de cenizas de carbón. Los defensores del medio ambiente en Indiana afirman que esto mejorará la salud de las personas, especialmente de las que viven en los alrededoresß de estas plantas.

La nueva norma obligará a las empresas de servicios públicos a limpiar y remediar las lagunas sin revestimiento, los vertederos y otras zonas en las que hayan vertido cenizas de carbón.

Ashley Williams es directora ejecutiva de Just Transition Northwest Indiana (Transición Justa del Noroeste de Indiana), un grupo que aboga por una transición equitativa a las energías renovables.

Ella afirma que en Indiana hay más vertederos de cenizas de carbón tóxicas que en cualquier otro estado, y que este requisito de limpieza mejorará la vida de la población. Williams dice:

“Nuestras vías respiratorias y nuestras vías fluviales van a mejorar. Ya no tendremos que preocuparnos por la carga de esa bomba de tiempo que estallará y acabará filtrándose y causando otro desastre en nuestra cuenca de los Grandes Lagos”.

Antes de esta norma de E-P-A, las cenizas de carbón se filtraban a las aguas subterráneas cercanas, con el consiguiente riesgo de cáncer, cardiopatías y asma.

Ella añade que esto ayudará a equilibrar las desigualdades a las que se enfrentan las personas de Indiana que viven en los alrededores de las plantas y ayudará también a mejorar su salud.

Este artículo fue publicado originalmente por WNIN.